Membresía de producto

En este caso, podemos distinguir entre dos variantes en función de si el producto entregado es físico o se trata de (info)productos digitales para descargar o acceder en un area privada.

Membresía de Productos físicos

Con el nombre de Membresía de productos físicos puede que no te suene en absoluto; quizá si vienes del mundo de la publicidad, te suene más discovery marketing. ¿Tampoco? Lo entiendo. ¿Y si te hablo de las caja sorpresa? Ahora sí te suena un poco más, ¿verdad?.

Pues efectivamente, es una técnica de venta por la que mediante una subscripción mensual, van a hacerte llegar un conjunto de productos físico en forma de caja o cesta sorpresa. Esto permite al cliente descubrir quizá nuevos productos que le encanten y que, de otra forma, quizá nunca hubiese descubierto. Luego ya podrá comprarlo por separado en la misma web o por otra vía.

Suele hacerse con productos de cosmética, alimentación y bebidas gourmet, juguetes, huerto y jardín (semillas), coleccionismo y un largo etcétera.

Si provienes del mundo de las ventas o estás en contacto con proveedores de calidad y precios competitivos así como una buena cadena de montaje y reparto, esta podría ser una solución ideal para ti.

Membresía de info-productos digitales

En el caso de venta de membresías de infoproductos digitales cuando el cliente paga, se le facilita un enlace al documento o de acceso al area privada para que pueda descargar el producto. Como por ejemplo, software o SaaS, pdfs, videos, audios, hojas de cálculo, modelos 3D, paquetes de iconos o fotografías, plantillas para programas de diseño o video y un largo etcétera.

Este tipo de productos suelen tener un coste único asociado y puedes tener más de un producto en oferta.

Es más, puedes realizar alianzas con infoproductores para vender sus artículos digitales en tu propia plataforma; o incluso a la inversa, por lo que no tendrías que montar tú la web de membresía sino localizar lugares donde podría encajar tu producto.


Deja un comentario